Alabaster

Que alguien te haga sentir cosas sin ponerte un dedo encima, eso es admirable
Mario Benedetti


Es empezar la semana y estar deseando que llegue el ansiado juernes para descubrir sitios nuevos en la capital… y esta semana teníamos ganas, porque íbamos a poder conocer el muy comentado, Alabaster.
No es fácil aparcar por la zona pero vayas en coche o transporte público, la mejor opción es un bonito paseo por la zona, pegadito al parque del Retiro, cerca el museo del Prado y dándole mano a la Puerta de Alcalá. Ahí se encuentra nuestro destino de hoy.

El restaurante Alabaster forma parte del grupo gallego Alborada hostelería, del que forman parte, entre otros, el restaurante con estrella Michelín Alborada y está dirigido por los chefs Óscar Marcos y Francisco Ramírez que se encargan de forma magistral de traer todos los días un trocito de las costas gallegas a Madrid.
Se trata de un sitio moderno, con una bonita decoración y luminoso, que se ha ganado un merecido hueco entre los foodies de la capital.


Para nosotros se convierte en un sitio ideal ya que aparte de dos grandes comedores dispone de una zona de barra con raciones y medias raciones ideales para compartir, y en caso de ser dos, poder probar algo más de su deliciosa oferta gastronómica, además siempre puedes elegir alguno de los platos fuera de carta que se ofrecen, me atrevo a decir que puede ser una de las mejores barras de Madrid. Así que fue una vez acomodados en una mesa alta nos dispusimos a disfrutar.


Al tratarse de un restaurante de origen gallego sabíamos que los productos del mar no nos iban a defraudar y así fue, para empezar, tosta de sardina ahumada, queso de arzúa, tomate y cebolleta y para continuar, zamburiñas fritas en polvo de gamba. Deliciosas.

Sardina ahumada
Zamburiñas fritas


Pero teníamos que probar algo más… contundente, así que sin salir de la mar nos decidimos por la merluza al vapor con pil-pil de lima limón y espinacas. El mar había cumplido con nuestras expectativas pero no debemos olvidar que Galicia no es solo pescado, quien no conoce la famosa ternera gallega, así que para comprobarlo la carta nos ofrecía un regalo para el paladar, rabo de ternera estofado con quinona real.

Merluza al vapor
Rabo de ternera

Solo podíamos acabar con algo dulce, un milhojas para terminar la velada.


Alabaster, un pedacito de tierras gallegas en Madrid para disfrutar de la buena comida y del buen ambiente.


Nuestra BIGOTACIÓN:
Ambiente:
Servicio:
Cocina:
Calidad/Precio:

Lo MEJOR: La comida y el ambiente de su barra.
        
Lo PEOR: Es complicado aparcar por la zona.



Alabaster
 
Dirección: Montalban 9, 28014 Madrid
Teléfono: 915 121 131
Web: http://www.restaurantealabaster.com
Precio: entre 25 y 35 euros por persona


0 comentarios:

Publicar un comentario