Streetxo

El hombre feliz es mas raro que un cuervo blanco
Juvenal



A estas alturas todos hemos oído hablar del único restaurante madrileño con tres estrellas Michelin, Diverxo, y de su creador, el chef David Muñoz. Pues bien, esta vez nos hemos pasado a visitar a su hermano pequeño, StreetXO!!!!!!!

No creo que os podamos contar nada que no sepáis de este chef tan particular y de sus restaurantes, quizás sólo deciros que StreetXO se encuentra en la zona Gourmet del Corte Inglés de Serrano (cuidado que hay dos edificios uno casi en frente del otro) y que al estar en la planta 7 del edificio, le permite tener unas vistas increíbles de Madrid desde la zona de la terraza.

Ya os contamos anteriormente que comparte espacio con Cascabel, de Roberto Ruiz, y con los helados de Rocambolesc, de los hermanos Roca, pero sin duda el más solicitado de los tres es StreetXO. Será por el poder mediático de su chef, por su comida o por su ambiente, el caso es que como no se puede reservar, da igual a la hora que vayas que siempre hay cola. Sí, lees bien, cola.
El tiempo de espera es directamente proporcional a la cercanía de la horas punta de comidas y cenas, es decir, cuánto más cerca de las típicas horas de comer y cenar mas tiempo tendrás que esperar, pero por ejemplo un jueves a las 21 h con media horita es suficiente. Si la espera te echa un poco para atrás... olvídalo, porque tienes que ir.

Ya no tiene nada de que ver con su anterior emplazamiento en el Corte Ingles de Callao, donde para encontrar un sitio tenías casi que pelearte con medio Madrid y donde solo podías disfrutar de sus cocineros en acción si tenías la suerte de coger uno de su docena de taburetes de la barra. Ahora han multiplicado varias veces su espacio, su número de mesas y sus sitios en la barra (eso es lo que más nos gusta, para no perder detalle ;). Mucho más adaptado a la gran demanda que tiene el restaurante.

Pero no es ni su situación ni sus vistas, ni lo de moda que está, lo que te debe llevar a comer allí. Una vez dentro te sorprenderá una decoración grafitera, con desconchones en la paredes, cajas de fruta apiladas en vez de taburetes y la música del DJ Wally Lopez (afortunadamente mas baja que la anterior vez que fuimos) que le da un ambiente callejero muy acorde con su autodenominada comida callejera de gran influencia asiática.


Pero como dice el propio David, Streetxo no es un restaurante es una montaña rusa de experiencias y no le falta razón. Que empiece la atracción...

Nada mas sentarte y darte la bienvenida te ofrecen acompañar la comida con un coctel: mojito, caipiriña, margarita... no. ¿Como lo quieres? Dulce, picante, exótico… Te atreves? Solo un dato, cuando la camarera nos los trajo, no sabíamos ni de que sabor, color y apariencia eran, así que ella empezó a explicarlos y describirlos hasta que al minuto nos pregunto… sois españoles?  No pudimos mas que reírnos...
 - Perdona... pero es que no nos estamos enterando de nada!!
Nada que ver con lo convencional, no solo por la apariencia, también por su sabor, indescriptibles.

Cockteles afrutado, no dulce y exótico
Si esto empezaba así, os podéis imaginar la comida: sabor, sabor y sabor.
Es verdad que leyendo la carta no te puedes hacer mucha idea de qué vas a comer, pero, open your mind my friend, y prepárate a disfrutar.

En nuestro caso puedo decir que empezamos un poco tímidos con un sándwich club a vapor (parecido a un bao) con ricota, huevo frito de codorniz, sichimi-togarashi (pedimos dos). Sí amigos míos, es solo un plato, que aparte de buenísimo nos sirvió de empujoncito para calentar motores y atrevernos con algo más.

Sándwich club

Lo siguiente fue el dumpling pekines, oreja confitada y hoisin de fresas, ali oli y pepinillos. Más riesgo, más sabor, más sorpresa… Buenísimos!

Dumpling pekines

Seguimos con un de mis favoritos: lasaña koreana de wonton y vaca vieja gallega con shitakes, tomates escabechados picantes, bechamel de cabra-cardamomo. Imprescindible.

Lasaña koreana
Y para acabar, estofado express en wok, arroz sedoso y vaca roja semicurada y adobada, tamarindo… con un gran aliciente, que el camarero promete contarte después de haber comido el plato.
¿Sabéis lo que es? Tendréis que ir y pedirlo.

Estofado koreano
Una gran noche, sabores ácidos, picantes, dulces... y sobre todo nuevos, platos para sorprender y comentar, incluso después de la cena.
Todo en un ambiente relajado, alejado de etiquetas y un precio nada desorbitado para ser una comida de estrella Michelín.
Original donde los haya e imprescindible de la capital.

Nuestra BIGOTACIÓN:
Ambiente:
Servicio:
Cocina:
Calidad/Precio:

Lo MEJOR: El ambiente y la comida
        
Lo PEOR: No tienen postres, es lo moderno ahora. No se puede reservar.



Streetxo
 
Dirección: Planta 7 del Corte Inglés de Serrano. Calle de Serrano 52, 28001 MADRID
Precio: entre 30 y 40 euros por persona


0 comentarios:

Publicar un comentario