El perro y la galleta

Si los perros no van al cielo, cuando muera quiero ir a donde ellos van
Will Rogers


De cuidada decoración vintage y clara influencia canina, se encuentra en pleno centro de Madrid un coqueto restaurante de trato agradable y comida sorprendente.
Sorprendente como su propio nombre, el perro y la galleta

Abierto en el 2015 se está haciendo poco a poco un nombre entre los restaurantes de moda del centro de la capital, cosa que no es fácil ya que la zona donde está situado está llena de locales muy conocidos y reconocidos.
Situado casi en la plaza de Alcalá, en frente del retiro, ya solo la zona le da cierto encanto al lugar, pero como bien sabéis de encanto no se come.


Lo más llamativo del lugar antes de empezar a comer es su decoración. Cabezas de perro de tela, lámparas antiguas, iluminación tenue, cuadros con estampas perrunas y estanterías con libros hacen que de primeras te sientas en un ambiente cálido y agradable.

Bonito y cuidado, solo queda esperar que su cocina acompañe a la decoración y si es entre amigos, mejor.
El motivo de la cena es lo de menos, en este caso, la típica comida de empresa que se convierte en una velada divertida y entretenida. así que una botella de blanco, una de tinto y a por los entrantes, venga elegimos uno cada uno.
En el restaurante tienen desde los tradicionales con toques innovadores como las croquetas de rabo de toro, chipirón y gambas con espinacas o las berenjenas rebozadas en galleta con parmesano y pomodoro, a los de clara influencia internacional como los tequeños de queso con papelón.
Pueden parecer los mismos plato de siempre, pero se puede apreciar una intención de cambio y evolución.

      
Croquetas de rabo de toro
Berenjenas rebozadas en galleta













Tequeños de queso



















Es cierto que una croqueta es una croqueta pero muy ricas, especialmente las de rabo de toro, mas sorprendentes las de gambas con espinacas y un poco mas potentes las de chipirón, las berenjenas muy ricas y originales, y los tequeños buenos pero demasiado pesados para mi gusto.

Con los segundos lo tenia claro, yo rabo de toro deshuesado que soy adicto.
- Lo sentimos pero no hay.
- Oooooh, no me digas. Tendremos que volver otro día, seguro que merece la pena.

Así que tuvimos que cambiar de elección.
Disponen de un gran abanico de arroces, pastas, pescados y carnes de entre los que descubriríamos las grandes sorpresas de la noche. 
No todos iban a ser los platos conocidos de siempre, así que porque no probar los raviolis de gallina y champiñón con parmentier de patata y chips de remolacha. En mi opinión el platazo de la noche, original, rico y divertido, todo un descubrimiento.

Raviolis de gallina
Pero no nos íbamos a quedar ahí, la  carta ofrece atractivos platos como el el Tataki de atún rojo con sésamo, salsa miso y Siracha sobre bouquet de brotes verdes y brotes y fideos crujientes que solo tiene un cosa mejor que el nombre, la pinta y solo hay una cosa mejor que la pinta, el sabor.

Tataki de atún
Venga mas platos, que somos muchos. Aunque forma parte de los entrantes puede pasar perfectamente como un segundo, el tiradito de pez mantequilla y ají amarillo con crujiente de yuca, cuyo sabor ligeramente picante hacia que cada bocado fuera una sorpresa, nada parecido a lo convencional.


Combina los platos de toda la vida, déjate aconsejar, pica un poco fuera de carta y siempre prueba algo nuevo, es la combinación perfecta para disfrutar de una cena este donde estés.

Ya podemos pedir mil platos o comer hasta reventar, siempre hay sitio para un par de postres.
Tarta 3 chocolates con helado de galleta (como no) y copa de helados varios, si ya se que no arriesgamos mucho., pero oh sorpresa un combinado de postres para probar un poco de todo. Ya no se le podía pedir mas a la noche.




















Rodeate de una buena compañía y una buena comida y tendrás la combinación perfecta para pasar una gran velada.


Nuestra BIGOTACIÓN:
Ambiente:
Servicio:
Cocina:
Calidad/Precio:

Lo MEJOR: El ambiente y la situación.
        
Lo PEOR: La luz es malísima para hacer las fotos de la comida.



El perro y la galleta
 
Dirección: Calle de Claudio Coello 1
Teléfono: 606 822 421
Web: http://www.elperroylagalleta.com
Precio: entre 25 y 35 euros por persona


0 comentarios:

Publicar un comentario