Viaje a Lanzarote

Crear con absoluta libertad, sin miedos y sin recetas, conforta el alma y abre un camino a la alegría de vivir
César Manrique

Los bigotes viajeros nos hemos dado un homenaje con unos días de vacaciones en Lanzarote. Y además de turismo y playa, cómo no podía ser de otra forma, hemos estado en algunos de los restaurantes a los que hay que ir.

La gastronomía de Lanzarote no se caracteriza por su variedad, en su mayoría cumple con lo que el cliente británico demanda: lo que nosotros llamamos locales todo-en-uno. Es muy habitual ver cartas muy similares que siempre incluyen tex-mex, pizza, pescados, arroces y carnes a la parrilla (haciendo tantas cosas, seguro que ninguna queda demasiado bien…) Sin embargo, se pueden encontrar pequeñas joyas en las que disfrutar de algo distinto. Te resumimos las principales:

  • La Tegala. Probablemente el mejor restaurante de Lanzarote. Dirigido por el chef Germán Blanco (Mejor Cocinero de Canarias 2014 y un Sol Repsol), este precioso local situado en el en el pueblo interior de Macher ofrece la cocina más moderna e imaginativa de la isla. Cuenta con un menú degustación muy equilibrado de 7 platos, que cambia cada mes para ofrecer lo mejor del mercado, y con una carta basada en productos de la isla. A nosotros nos encantó la sopa de berzas y pollo de corral. Precio del menú 45€ (61€ con maridaje), precio medio de carta unos 40-50€.

    Aperitivos

    Sopa de berzas, pollo de corral y crujiente de morcilla
    El otoño
  • Mercado Diecisiete. En la bulliciosa Plaza del Pueblo Marinero de Costa Teguise encontramos este pequeño restaurante abierto hace apenas unos meses. Nuestro olfato foodie descubrió este sitio que llamaba la atención de entre todos los restaurantes para guiris de la zona. Cocina sencilla pero muy bien elaborada y con toques creativos. Ideal para ir a picar con amigos o tomar un arroz. Imprescindible la brandada de bacalao con queso de Lanzarote y el pulpo a la brasa. Precio medio entre 20 y 30 €.

    Brandada de bacalao y verduras en tempura

    Pulpo a la brasa
  • El Risco. Si te gusta el surf, tienes una parada obligada en el pueblo pesquero de Caleta de Famara. Una vez allí, las opciones para comer no son muchas, y sin duda la mejor la encontrarás en el Risco. Ubicado en una antigua casa diseñada por el famoso arquitecto César Manrique, y casi tocando el mar, este restaurante ofrece una amplia variedad de pescados frescos del día preparados tanto de manera tradicional como en elaboraciones más modernas. El plato estrella que no puedes dejar de pedir es la morena frita con yuca. Precio medio entre 35 y 45 €.

    Morena frita y chips de yuca
Otras opciones bastante reconocidas pero que no nos dio tiempo a probar son Isla de Lobos en Playa Blanca o Sushi Bar Minato y Amura en Puerto Calero. Nos los dejamos para la próxima vez que visitemos esta bonita isla.


0 comentarios:

Publicar un comentario