Cascabel

La libertad no necesita alas, lo que necesita es echar raíces
Octavio Paz

A estas alturas, seguro que has oído hablar de los espacios Gourmet Experience que El Corte Inglés ha montado en alguno de sus centros. Por si acaso, ahí va un resumen rápido: son áreas en las que algunos de los mejores chefs nacionales ofrecen sus creaciones de una manera más desenfadada e informal (y con precios algo más ajustados que sus hermanos mayores).

En la Gourmet Experience de Serrano, y rodeado del archiconocido StreetXO y de Rocambolesc (helados deliciosos con sello Jordi Roca) se encuentra Cascabel, la versión no-tan-low-cost del restaurante mexicano Punto MX (que consiguió su primera Estrella Michelín el pasado año).

Somos unos enamorados de la cocina mexicana en su vertiente más popular (nos encanta el guacamole, las quesadillas, los tacos y la cochinita pibil) así que no pudimos resistir la tentación de ir allí. Pero Cascabel no es un mexicano al uso, aunque te garantizamos que no saldrás defraudado.

No se admiten reservas. Si llegas y está lleno, te tocará esperar en la puerta. El servicio es bastante rápido, así que seguramente enseguida podrás entrar. El local dispone de tres zonas bien diferenciadas: la terraza (impresionantes vistas, recordemos que está en un ático en Serrano), las mesas en sala (para grupos de máximo cinco o seis personas) y la barra (ideal para parejas o para ver como trabajan los cocineros y cocteleros), todo ello con una decoración muy atrevida, luces bajas y la música alta (quizá demasiado alta para nuestro gusto).

Empecemos por la coctelería. A pesar de ser un espacio bastante reducido, Cascabel cuenta con dos cocteleros y una amplia variedad de combinaciones que elegir. Imprescindible el margarita (disponible en dos variantes, una clásica y otra no tanto), sin olvidarnos de otras bebidas clásicas mexicanas como la michelada.

Margarita clásico con sal y lima
Y que decir de la comida... Partiendo de los ingredientes imprescindibles de las raíces de la cocina mexicana (tortillas de maíz, lima, cilantro, aguacate, chiles, cerdo, etc) el chef Roberto Ruiz ha conseguido unos bocados exquisitos que en su presentación y sabor van bastante más allá del típico burrito.

Nosotros nos dejamos aconsejar a la hora de pedir y el resultado fue inmejorable. Las raciones son reducidas, así que si vas a comer, te tocará pedir unas pocas. De inicio, unas tostadas de ceviche de vieiras que te encantarán aunque no seas fan de los pescados y mariscos crudos (el sabor de la vieira perfecto) y una coca mexicana de pan de cristal con frijoles y ese quesito mexicano derretido que a nosotros nos apasiona.

Tostadas de ceviche de vieiras


Coca mexicana de pan de cristal
A continuación siguieron un par de tacos muy originales, y donde se ve claramente la cocina fusión que llevan a cabo (uno de ellos de chuletón de ternera y otro de cochinillo asado a baja temperatura). Destacar que las tortillas que acompañan a los tacos son artesanales (y muy ricas).

Taco de chuletón de ternera
Por último, tomamos un pollo zarandeado con una salsa de chile y piña. Un plato picantito pero suavizado por la piña.

Pollo zarandeado con salsa de chile y piña
Como sólo fuimos dos y queríamos probar cuantas más cosas mejor, dejamos pendiente de pedir un costillar para dos personas, llamado Machete, hecho al horno de brasas, que tenía una pinta increíble. Esperamos probarlo la próxima vez. Como no tienen postres, no te olvides de pasar por Rocambolesc al salir, y disfruta de un helado gourmet (a nosotros nos encanta el de chocolate).

Solo podemos acabar esta entrada con un gran ¡Viva México!

Nuestra BIGOTACIÓN:
Ambiente:
Servicio:
Cocina:
Calidad/Precio:

Lo MEJOR: La fusión mexicano-española. El sabor y la calidad de los platos.
        
Lo PEOR: Música demasiado alta. No pueden ir grupos grandes.



Cascabel
 
Dirección: Calle Serrano, 52 (Gourmet Experience Corte Inglés Serrano)
Teléfono: 914 325 490
Precio: entre 20 y 40 euros por persona


0 comentarios:

Publicar un comentario