Tartan Roof

De Madrid al cielo y desde allí un agujerito para verlo
Expresión popular

Y eso dicen: De Madrid al cielo… Siento no haberme creído nunca esta frase… Yo soy más de esas que piensan que del chiringuito de la playa con una buena puesta de sol, al cielo… Pero el otro día puedo llegar a decir que casi casi la entendí… Y eso que no pintaba nada bien.
Íbamos a cenar al tartan roof en pleno día del Orgullo Gay. Tras dejarnos un taxi donde pudo y atravesar la cabalgata (vimos buenos cuerpos, para que negarlo :P) llegamos a la cola para subir a la azotea del Círculo de Bellas Artes, en pleno centro de la capital.
Cuando entras, te dan unos pases gratis para subir (gratis si tienes reserva para cenar, si no, son 4 euros) y de ahí al ascensor. Cuando estás en el ascensor en vez de al cielo parece que te llevan directo al infierno porque son dos minutos eternos de calor, gente y agobio. Pero una vez que se abre la puerta del ascensor…ha merecido la pena el viaje…Precioso!!!

Se trata de una azotea de decoración moderna donde comparten espacio varias zonas chill out llenas de sillones y camas, que en algunas seguro que duermes mejor que en la tuya, y una zona no muy grande donde se encuentra el restaurante: Tartan Roof.
Dirigido por el chef Javier Muñoz-Calero, dividen las cenas en dos turnos: a las nueve y a las once. Fuimos al de las once pero llegamos antes para hacernos fotos como auténticos guiris. Las vistas son increíbles y el ambiente inmejorable, mucha gente con ganas de pasarlo bien y disfrutar del terraceo madrileño.


Tras un recibimiento agradable y una vez sentados en la mesa, sorprende la cantidad de nebulizadores de agua que hay para refrescar el ambiente…pero la verdad que se pasaban…hubo un momento que no sabíamos si éramos personas o plantas.

Llegaba la hora de eligir, primero el vino, un rueda afrutado (de mis favoritos), El perro verde. Y luego la comida, como éramos cuatro nos aconsejaron pedir cuatro platos, la carta era bastante extensa, comida fusión, así que nos decantamos por: tartar de atún y sandía (bastante agradable de sabor) y vitello tonnato de pintada, alcaparras y huevo de codorniz (un plato que pasa un poco mas desapercibido).



Y como segundos platos pedimos: Involtini de lomo bajo, muy rico, y coquelet al horno, una especie mini pollo asado, bueno de sabor pero que en tu casa al horno sale mas rico.



Y por supuesto postres, muy buena la tarta de zanahoria.


Como leéis, la cena bastante aceptable y el sitio de diez, y al final la cuenta fue de 25€ por persona.
¡Hay que subir! Si no es a cenar (reservas máximo con una semana de antelación), por lo menos a tomarte una copa o un aperitivo. Merece la pena.

¡Por cierto.. si alguien tiene curiosidad por saber de donde viene la frase "De Madrid al cielo..." (yo la tuve) os dejo este enlace: http://rutasenmadrid.es/por-que-se-dice-de-madrid-al-cielo/.

Nuestra BIGOTACIÓN:
Ambiente:
Servicio:
Cocina:
Calidad/Precio:

Lo MEJOR: Las vistas inmejorables y el ambiente veraniego. Cena bien de precio para la situación.
   
Lo PEOR: Solo se disfruta al máximo en verano.



Tartan Roof

Dirección: Calle del marqués de la casa Riera, 2, 28014 Madrid
Teléfono: 672 557 171
Web: http://www.azoteadelcirculo.com
Precio: entre 25 y 35 euros por persona


0 comentarios:

Publicar un comentario