La vaca y la huerta

Con un huerto un malvar, hay medicinas para un lugar
Anónimo


¿Quien no tiene un grupo de amigos de lo más heterogéneo? Están los apasionados por la carne en todas sus formas y colores que buscan el sabor por encima de todo, luego están los sanos (o más responsables, jeje) que prefieren cenas ligeras y saludables para no irse pesados a la cama, están los vegetarianos, los veganos que te miran mal cuando te metes un trozo de chuletón en la boca, o simplemente embarazadas o alérgicos que tienen que cuidar lo que comen... Y ¿qué pasa cuando os juntáis todos para cenar? Que elegir un sitio se convierte en una pesadilla: Que a mi no me gusta esto, que si aquí solo hay carnaza, que si aquí todo sabe a hierba...

Tenemos la solución: La vaca y la huerta. Y no solo porque tienen tanto platos de verdura como de carne, si no porque todos están buenísimos.

Para empezar es un local acogedor, bonito y original en su decoración, donde los protagonistas son la huerta... Y efectivamente la vaca. Situado en una céntrica calle de Madrid, ocupa el sitio que dejó el restaurante Lé Café, pero sin cambiar de protagonistas.
Tanto Ángel como Fernando han desarrollado la cocina tradicional de nuestras abuelas centrándose sobre todo en uno de los factores mas importantes en la restauración, la calidad del producto.



La primera vez que oímos hablar de este lugar fue, curiosamente, por sus cervezas. El comensal puede elegir entre una serie de cervezas artesanas de la micro-cervecera La Loca Juana (http://www.cervezajuanalaloca.es) fabricadas en el castillo de Iscar (Valladolid) y que disponen de una pequeña variedad que va desde la “Loca Rubia” a la “Hermosa Pelirroja”. Aunque sin duda la más curiosa es su última novedad, la cerveza negra “La Macarra” cuyo lema lo dice todo, “cerveza elaborada por una mujer fuerte, abstenerse hombres inseguros”, que tiene una mayor graduación alcohólica (7.5%) y sabor a anís estrellado.

Todas son cervezas artesanas, sin pasteurizar ni filtrar y no nos pudimos resistir a probarlas. En nuestro caso nos decantamos por una “Hermosa Pelirroja” de color ámbar y espuma blanca y una “Macarra” original en sabor y en diseño de etiqueta que van modificando con el tiempo.


Tengo que reconocer que soy mas de carne que de verduras así que nos decantamos un poco mas por ese lado de la carta, pero nada mas empezar te reciben con este entrante, así que sabíamos  que eligiéramos lo que eligiéramos no nos iba a defraudar.

Tomate con sabor a tomate, un lujo
Y así fue, para empezar alcachofas (tiernas, aunque con alguna hoja dura), tempura de verduras (con mucha variedad), croquetas de setas (de las mejores que hemos probado), carpaccio de carne (muy sabroso), pamplinas de verduras... queríamos probarlo todo.

Alcachofas
Croquetas de setas
Y de segundo... unos callos (madre mía qué salsa), carrillera (se deshace en la boca) y el plato estrella, lomo alto de vaca, con 45 días de curación que hacía que se te saltaran las lágrimas.
Lo puedes elegir al peso y nos decantamos por casi medio kilo para 7. Lo sé, tiene buena pinta, pues no te cuento nada del sabor. La carne es deliciosa, con sal en lasquitas y ni se te ocurra quitarle toda la grasa, mezclada un poco con la carne es un autentico placer.

Callos
Carrillera


Lomo alto de vaca
Sin duda este último se convirtió en el plato estrella, pero estuvo muy bien acompañado durante toda la cena.
Después de este festín, ya solo quedaba rematar la noche con los postres, así que nos decidimos por una tarta de queso y una trilogía de chocolates (lo sé, no destacamos por nuestra originalidad) pero es verdad que en esta ocasión mereció la pena porque la tarta de queso era casera y estaba buenísima, recomendable 100%.

Trilogía de chocolates
Tarta de queso
El resultado lo podéis ver, gran variedad y calidad de productos, una noche agradable entre amigos, y sobre todo, todos contentos.

Nuestra BIGOTACIÓN:
Ambiente:
Servicio:
Cocina:
Calidad/Precio:

Lo MEJOR: La variedad y calidad de los productos.
        
Lo PEOR: Algunas de sus sillas no son muy cómodas.



La vaca y la huerta
 
Dirección: Calle Recoletos 13, 28001 Madrid
Teléfono: 917 811 586
Web: http://www.lavacaylahuerta.com
Precio: entre 20 y 30 euros por persona


0 comentarios:

Publicar un comentario